Capítulo XXVI: Comienza este capítulo relatando el regreso del piloto al sitio donde había dejado al Principito y se extraña porque solo ve a su amiguito pero oye una conversación entre dos, su sorpresa es mayor cuando ve muy cerca a una serpiente venenosa, la cual huye, pero él comenta sobre el peligro que representa ese animal. Pasado esto, se inicia entre ambos un intercambio de ideas sobre el retorno que ya deben emprender cada uno a su lugar de origen,se entristecen por la despedida y la separación que pronto vivirán y hacen un repaso sobre las cosas bellas que han compartido, se dicen elogios uno al otro y se ponen de acuerdo como se van a recordar cuando ambos vean las estrellas. Se describe seguidamente el triste episodio de la ida del niño a través del relámpago amarillo.

Capítulo XXVII (último capítulo): Seis años después de haberse ido el Principito, el autor cuenta los episodios que presentan en este último capítulo. Nos explica que nunca relató a nadie la historia de su pequeño amigo. Expresa que con el pasar del tiempo ya se ha consolado por la ausencia del niño amigo, Está convencido que si regresó a su planeta porque según lo acordado cuando ve las estrellas ellas le transmiten música. Confiesa que solo ha tenido una angustia y es porque se le olvidó dibujarle al cordero la correa del bozal y no sabe si se comería la flor. Pero también tiene la confianza en el Principito haya resuelto tal problema. Al final del libro coloca un dibujo del paisaje del desierto donde apareció y desapareció su recordado amiguito y hace la recomendación a los lectores que si algún día ven al Principito lo traten bien y que le avisen inmediatamente a él. F I N

Comparte:
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.